“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos .” – Mateo 5:16

Es una gran honra, para nosotros, recibirlo! Creemos que la IGLESIA es un lugar especial de comunión y de transformación. Es la IGLESIA que ilumina el mundo alrededor — por lo tanto, estar conectado a ella es mucho más que comparecer a los cultos: es descubrir y realizar el propósito de Dios, que da significado y realización al hombre.
¡En tu vida puedes experimentar el mejor que Dios tiene! ¡Cree! ¡Y sea bienvenido!

Marco e Juçara Peixoto
Pastores presidentes de la Comunidade Evangélica Internacional Zona Sul

“Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides .” – Deuteronomio 31:8

Cuando Dios nos mostró la zona sur de Rio de Janeiro, nos vimos delante de un gran desafío. Nuestro corazón se llenó de fe mientras el Señor iba abriendo las puertas para que una iglesia de influencia se instalara no solamente allí, pero en todos los lugares adonde el Espíritu Santo nos condujera a corazones hambrientos.
Tenemos certeza de que ese proyecto ya existía en el corazón de Dios; ahora él se hace realidad por intermédio de personas corajosas y fuertes, que pagan el precio para ver su voluntad establecida en la Tierra.
Nuestro principal sentimiento y deseo es edificar una iglesia que va a impactar su generación con un estilo de vida que declare que Jesus Cristo es el Señor.

“[…] De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre “[…] ” – Juan 14:12

 

Creemos en Dios, el Padre y Creador de todas las cosas. Creemos que la Bíblia es la Palabra inspirada de Dios. La Bíblia nos enseña que nuestra salvación es por la gracia (don gratuito de Dios) a través de la fe en Jesus. Creemos en Jesus Cristo, el hijo unigénito de Dios, que murió por nosotros, y que por su sangre somos purificados de los pecados. Creemos que Él resucitó al tercer día para que tuviéramos vida victoriosa con Él para siempre.

 

Creemos en el Espíritu Santo y en los dones que Él concede a aquel que en Él es bautizado. Creemos en la unción del Espíritu Santo, que capacita hombres y mujeres a vivir una vida de poder y de testimonio, produciendo el verdadero fruto que permanece: el fruto del Espíritu (Gálatas 6).

 

Creemos en la vida victoriosa sobre el pecado por el hecho de andar en el Espíritu. Creemos en la importancia de la demostración y proclamación del amor de Jesus Cristo a toda persona, tanto a aquella que está próxima, cuanto la que está distante, cumpliendo el “id” de Jesus y haciendo discípulos (Mateo 28:19).

 

Creemos en la unidad por la cual Jesus oró (Juan 17) y por eso oramos también por la bendición sobre otras iglesias, para que hagan la obra de Dios celando por la unidad. Creemos en una vida de poder, santidad y amor, que será la marca del grande avivamento espiritual que habrá antes de la vuelta del Señor Jesus.